Salones, Jardines y Cócteles

Te resultará encantadora la arquitectura del siglo XIV de los salones, amueblados en estilo clásico florentino y con piezas antiguas de la familia Caridi. El convento fue reestructurado varias veces, conservando y resaltando las bóvedas de crucería, las columnas de pietra serena y los techos de casetones: el resultado es un ambiente típicamente florentino elegante y acogedor.

Cuando entres al Rivoli Boutique Hotel, te sorprenderán sus grandes espacios externos. Dedica un poco de tu tiempo a conocer el antiguo claustro franciscano del siglo XIV que hoy es una "piazzetta fiorita" de estilo típicamente italiano, a admirar los tonos suaves de las fachadas del hotel y los bonitos balcones de las habitaciones.
En esta atmósfera genuinamente italiana, lejos del ajetreo ciudadano, donde el tiempo parece suspendido, concédete el café de la tarde o el aperitivo, un trago refrescante o un plato de las exquisitas especialidades del Garden Bar. Los bármanes preparan combinados refinados y deliciosas tapas; el ambiente es original y no se ha descuidado ningún detalle.

El Garden Bar está abierto todos los días desde las 16:30 hasta las 24:00; se sirve tanto en el patio como en los salones internos.